SAGITARIO

SAGITARIO

 

Sagitario, representado por un centauro mitad humano y mitad caballo, es el símbolo de la psique que busca elevarse, alcanzar sabiduría y comprensión, que persigue altos ideales, pero que a veces se enreda en su aspecto más instintivo y pasional y se deja atrapar por la culpa, la ansiedad y la depresión o la lucha.

El fuego de Sagitario es el fuego azul o violeta de naturaleza eléctrica, como el rayo de Júpiter o Zeus, el dios del cielo y de la tormenta. Júpiter, el planeta arquetipo de las oportunidades pero también de los excesos.

Sagitario es aspiración y estímulo, pero también sublima y se excede en sus sueños, que muchas veces no pueden realizarse porque están lejos de la realidad, lo que puede despertar su carácter irascible y exigente y lanzarlo a la guerra, o sumergirlo en la decepción y la tristeza.

Sagitario es el fuego de la sabiduría, de la investigación y la ciencia, o el fuego de la destrucción.

Es el fuego que aprende a dominar sus instintos individualistas y basa en la experiencia su sabiduría, pero que tiene que enfrentarse a otro reto, el de reconocer y controlar el ego ardiente y arrogante del explorador, el investigador y el conquistador, que se ve sometido a los deseos asociados al poder sobre el colectivo.

Opuesto a Géminis, que nos habla de dualidad y diferenciación. Sagitario es la unificación, la reunión, es la síntesis y la comprensión de lo aprendido en Géminis. Es el signo del final del otoño, inquieto, flexible y buscador que tiende hacia al crecimiento, la expansión y la evolución, pero que también necesita reconocer e integrar su dualidad, la lucha íntima entre sus instintos y su necesidad de crecimiento y consciencia.

Tres caminos de elevación vemos en la verdadera búsqueda del centauro y arquero sagitariano: el  camino de la verdad, la búsqueda de la justicia real y la comprensión de que todos somos iguales y diferentes y merecemos el respeto. Éstos son sus verdaderos poderes y a ellos va dirigida su flecha. ¿Acertará en su visión? ¿Se enredará en luchas de poder? O se lanzará a aventuras sin fin que lo dejarán hastiado y sin ilusión…

Sagitario vive entre el peligro de sumergirse en su parte animal y utilizar sus poderes para manipular y conseguir sus deseos, o elevarse hacia la comprensión y la sabiduría. Hacia el descubrimiento de su verdad, su meta y su camino, que convierte al arquero en peregrino. Todas las sendas de peregrinación de la antigüedad están regidas por Sagitario, como el camino de Santiago, el camino de las estrellas.

Sagitario necesita viaje y movimiento, actividades que le permitan no sólo vivir experiencias interesantes, también llenar su vida de contenido y conocimiento.

Su impulso más natural le lleva a investigar, extraer sabiduría de la experiencia y evolucionar.

El reto de Sagitario es alcanzar la sabiduría y la madurez al integrar sus tres aspectos, animal, humano y espiritual.

Sagitario es un signo mutable de Fuego, el fuego domesticado, el fuego de la tecnología, la ciencia y el conocimiento.