LOS CINCO ELEMENTOS

Es un sistema que relata de forma simbólica las cinco fases de actividad de la energía según la antigua tradición china:

Creación – Elemento Madera. Es la semilla que rompe el manto de tierra para llegar a ser. Es el potencial.

Gestación – Elemento Fuego. Procesos químicos, el cocinado. Luz y calor.

Maduración – Elemento Tierra. Da la vida, sostiene y alimenta.

Culminación – Elemento Metal. Crea formas nuevas, juega, comparte y experimenta.

Disolución – Elemento Agua. Se retira, integra la experiencia, desarrolla sensibilidad e intuición. Fluye y rellena los huecos, supera obstáculos, aprende y enseña.

La madera alimenta al fuego, que alimenta a la tierra, que alimenta al metal, que alimenta al agua, que alimenta a la madera.

CICLOS DE CREACIÓN Y DESTRUCCIÓN DE LOS CINCO ELEMENTOS.

La madera quita energía a la tierra, que corta el paso al agua, que apaga el fuego, que funde el metal, que tala a la madera.

AGUA

1 – EL AGUA.
El Agua al norte es el alimento vital. Fluidez, concentración, fuerza y verdad interior. Es el invierno.
Sensible, fluye y se adapta como el agua. Percibe las energías profundas de las situaciones.
Es el viaje de la vida. Trabaja y se esfuerza por aprender, mejorar las situaciones y superar los obstáculos.
Reconoce sus emociones y encuentra la forma de canalizarlas. Desarrolla su voluntad y fuerza interior.
El Agua se alimenta del Metal, los colores grises, plateados, blancos, celestes. Los espacios luminosos, abiertos, fluidos, de formas suaves y onduladas. Lugares de juego y descanso. Lugares que inspiren la creación y la inventiva. También con pinceladas de Fuego. Sus colores son azules y verdes marinos, negros.

LA MADERA AL ESTE Y AL SURESTE ES EL GERMEN, LA SEMILLA QUE CRECE EN LA TIERRA. LA FUERZA DE LA PRIMAVERA.

MADERA

3 – LA MADERA DEL TRUENO.
Es la Madera del Este, donde habitan los antepasados. La influencia del pasado y la fuerza que empuja a crecer a pesar de los obstáculos. La potencia y la voluntad. Se mueve y no soporta las restricciones, necesita cambios, ejercicio físico, horizontes. Es la madera de los árboles y bosques.
Su energía se libera de forma irresistible lo que le da impulsividad y a veces demasiada velocidad al tomar decisiones.
Aprende de la experiencia y supera los obstáculos con valentía.
Se alimenta con el Agua, los baños y lugares con vegetación, cerca de la naturaleza. Pinceladas del elemento Tierra. Sus colores son todos los tonos del verde y maderas nobles.

4 –LA MADERA DEL VIENTO.
La Madera en el Sureste es la madera suave y ligera de los juncos, sauces y palmeras que se mecen con el viento, que trasporta las semillas y trae fertilidad y prosperidad.
Es paciente, perseverante, tenaz como el viento, su influjo provoca un cambio gradual, pausado, no repentino, porque es suave y penetrante.
Le gusta vivir en lugares que les dé el aire, que tengan vistas lejanas y bastante luz, en lugares elevados.
Movimiento, vitalidad, agilidad, recompensas y crecimiento.
La Madera se alimenta con el Agua, el contacto con la naturaleza y la estabilidad de la Tierra. Sus colores son todos los tonos verdes con malvas y dorados.

FUEGO

9 – EL FUEGO.
El Fuego al sur es luz, crecimiento, calor, fuerza vital, inspiración. Es el verano. El sol. Estímulo, optimismo, energía y vitalidad.
Cocina las cosas y los proyectos. Experimenta, viaja y se traslada buscando el combustible que necesita.
El Fuego se alimenta con la Madera, con el calor del Fuego y con pinceladas de Metal.
Sus colores son rojos, naranjas, amarillos, dorados y violetas.

LA TIERRA AL NORESTE Y EL SUROESTE SOSTIENE LOS CAMBIOS DE LAS ESTACIONES Y DE LA VIDA.

TIERRA

2 – TIERRA DE LA LLANURA.
Es el suroeste, la tarde y el final del verano. Es receptiva, sensible, sociable, hogareña, adaptable, inteligente y generosa. Nutre y protege. Es el cambio y el crecimiento natural.
Lugares de descanso con telas acogedoras y alegres. El hogar.
La tierra es tranquila y afectiva, aunque cuando se da demasiado se resiente y necesita retirarse para recuperar su energía. Necesita descanso, una alimentación sana, una vida tranquila.
La Tierra se alimenta del Fuego que le da vitalidad, confianza y alegría.  
Necesita sentirse protegida, silencio y calma para recuperar la tranquilidad y la seguridad. Algunas pinceladas de Agua. Sus colores son los rosados, tierras y azules.

MONTAÑA

8 – TIERRA DE LA MONTAÑA.
Es la tierra en el noreste. Quietud, silencio, sabiduría, paz interior, estudio e introspección.
Conocimiento, calma, reserva, meditación, ahorro.
Tiene voluntad, supera las dificultades y aprende de la experiencia.
Le alimenta el elemento Fuego, el calor del Sol. Su mismo elemento Tierra, bien organizada y segura con algunas pinceladas del elemento Agua. Sus colores tierras, granitos, pizarras y azules.

EL METAL AL OESTE Y AL NOROESTE ES MADURACIÓN DE LA FORMA. DESCUBRIMIENTOS, CREACIÓN Y DISEÑO.

CIELO

6 –EL CIELO.
Es el Metal en el noroeste. Es creativo, fuerte, generoso, viajero. Tiene inspiración, liderazgo, voluntad, decisión. Intercambia ideas y conocimientos. Trasporta las nubes que traen la lluvia que alimenta las semillas.
Le alimenta el elemento Tierra, su misma energía del Metal y pinceladas del elemento Madera. Sus colores grises, plateados, blancos y celestes.

LAGO

7 – EL LAGO.
Es el Metal en el oeste, el otoño. Lo sereno, las creaciones, el juego, el descanso. Alegría y confianza. Baila, canta, diseña, enseña, se comunica, intercambia.
Al Metal le alimenta la Tierra, con espacios de descanso, juego, creatividad y organización. Su mismo elemento y pinceladas del elemento Madera. Sus colores grises, plateados, celestes y blancos.

BIBLIOGRAFÍA:

 

I Ching – El libro de las Mutaciones. Richard Wilhelm.
Editorial Edhasa.

El Ki de las Nueve Estrellas.
Bob Sachs – Editoral Obelisco.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.