LAS DOCE CASAS

LAS DOCE CASAS

 

Casa 1 – Aries – Yo. Mi imagen. Mi liderazgo vital.

Casa 2 – Tauro – Lo mío. Mis capacidades y su rentabilidad material. Lo que tengo y lo que deseo. Comprar, tener, poseer.

Casa 3 – Géminis – Mis hermanos y vecinos. Comunicación con el medio ambiente. Estudios primarios, lenguajes, búsqueda de información. Viajes cortos e intercambios.

Casa 4 – Cáncer – La familia – Mis padres y abuelos – Cómo era el hogar en el que me crié y cómo es mi hogar como adulto. Mis cimientos. Mis recuerdos. Los finales.

Casa 5 – Leo – Los hijos – Las creaciones. La elección libre e individual. Mis gustos. Mis juegos. Mis placeres. Mis diversiones.

Casa 6 – Virgo – El servicio a los demás – Salud e higiene – El trabajo.

Casa 7 – Libra – Los socios o pareja. Relaciones basadas en un compromiso mutuo, legal o no. El compromiso con la sociedad. Lo que buscamos importar de otros, las proyecciones.

Casa 8 – Escorpio – El intercambio profundo con los demás y con el mundo. La dependencia, sea económica, sexual, política, social, emocional. Las crisis. La muerte. Las transformaciones profundas y cómo las vivimos. El poder que damos a los demás. El misterio, el más allá, el mundo exterior, el otro lado, lo lejano, lo ignoto, lo desconocido. La pasión sexual. Lo que se nos pide o exige en el entorno social y familiar. Compromisos institucionales, políticos, sociales, económicos como deudas o hipotecas.

Casa 9 – Sagitario – Los estudios superiores – Conocimiento nacido de profundizar en el estudio y de la experiencia integrada. La propia ideología, religión o filosofía de vida. Viajes largos y la influencia de otras culturas. Búsqueda de comprensión y sabiduría.

Casa 10 – Capricornio – La profesión y vocación en la sociedad y sus resultados. La huella que quedará de nuestro paso por la vida. Imagen pública y social. Búsqueda de éxito, reconocimiento y logro social. Los resultados.

Casa 11 – Acuario – Los grupos y amistades afines. Los proyectos, objetivos vitales, sueños de futuro y esperanzas.

Casa 12 – Piscis – Disolución, fusión con el todo mas grande. Reconocimiento y aceptación del misterio de la naturaleza y sus ciclos. Lluvias, terremotos, inundaciones, catástrofes naturales o sociales. La sincronicidad. Los obstáculos, los impedimentos de todo tipo, los problemas difíciles, a veces las soluciones inesperadas. Las personas que luchan y se esfuerzan  para  superar obstáculos y mejorarse a sí mismos y el mundo. Los que renuncian,  los que se ven sometidos a pruebas, encierros o bloqueos. Bomberos, protección civil, policía. Hospitales, cárceles. Los actores y actrices, que canalizan las emociones colectivas. Escritores y bibliotecarios. Cirujanos, médicos de urgencias, psicólogos y psicoanalistas. Los que protegen, reciclan y limpian, tanto en el plano físico como en el psíquico. Es también el territorio de los traumas del inconsciente y de la capacidad de superarlos haciéndonos conscientes, muchas veces gracias terapias psicológicas o psicoanálisis. Es la capacidad de colaborar y trabajar en grandes organizaciones y empresas, o en grupos que buscan mejorar y hacer evolucionar la sociedad y el planeta. El signo o planetas que tenemos en la casa 12 nos dan información sobre los temas en los que tienden a manifestarse los obstáculos de nuestra vida y sobre las capacidades que podemos desarrollar para superarlos, por lo que también nos da información sobre nuestros retos evolutivos, que además pueden hacer avanzar al colectivo social y transformar nuestra propia vida. En la casa 12 está representando el inconsciente colectivo, con el aspecto que más nos condiciona, y la estructura física de la realidad, por lo que se asocia con la capacidad de superar limitaciones físicas a través de la investigación, por ejemplo los que investigan para crear prótesis que ayuden a caminar,  o aparatos que miden los terremotos. Esa huella quedará aunque será más anónima que la dejada en la casa 10.